Loading...

EL COLOR SÍ IMPORTA

Home / Branding / EL COLOR SÍ IMPORTA

“El color afecta nuestra vida. Es físico: lo vemos. El color comunica: recibimos información del lenguaje del color. Es emocional: despierta nuestros sentimientos.”

Bride M. Whelan

Todos sabemos que por medio del lenguaje, ya sea oral o escrito, podemos comunicarnos e informar casi absolutamente de todo. Pero es bien sabido también que, como se suele decir, “una imagen vale más que mil palabras” y aunque solo sea un elemento básico que lo componga, el color es un medio por el que se puede comunicar. Por medio de este podemos transmitir ideas o conceptos abstractos e incluso podemos predecir la respuesta emocional que nos suscita dicho color.

Cuando vamos a preparar un diseño, ya sea un logotipo, un cartel o cualquier otro soporte, debemos adecuar la gama cromática a nuestras necesidades de comunicación con el mismo cuidado con el que hemos escogido y pulido cada uno del resto de elementos. Es por eso que tiene gran importancia sobre todo en el branding.

Ahora bien, ¿cómo podemos comunicar únicamente mediante el color una sensación o despertar una respuesta emocional? Existen multitud de teorías y estudios sobre la psicología de la percepción y de cómo el color, las texturas o el olor nos transmiten información a través de los sentidos y crean algún tipo de imagen conceptual, una sensación o un concepto sobre lo que tenemos a nuestro alrededor. Y aunque cada persona puede percibir de manera distinta estos impulsos, hay un consenso general en cuanto lo que podemos transmitir mediante según qué color.

A grandes rasgos, podemos dividir los colores en dos grupos, los fríos y los cálidos. Tanto los colores fríos como los cálidos son denominados así en función de su situación en el espectro electromagnético. Los de onda larga se corresponden con los cálidos y los fríos son los que proceden de ondas menores. Las sensaciones que el observador percibe están relacionadas con su asociación con elementos que determinan apreciaciones de tipo térmico. Así, los amarillos, rojos y los que corresponden a sus familias recuerdan la idea del sol, calor y fuego; mientras los azules, verdes y muchos violetas tienen similitudes con la frescura, la profundidad, la humedad, el agua y el hielo.

El color tiene muchas lecturas dependiendo del contexto del que se trate. Aún así, vamos a ver los significados de los más importantes, así como otros atributos.

  • El amarillo es el color de la luz y del oro. Se relaciona con la riqueza y la abundancia, con la acción y el poder. También con la fuerza y sus propiedades son estimulantes. El “amarillo oro” ha venido a simbolizar la divinidad en la religión. Por otra parte, tiene lecturas negativas como la envidia, la ira y la traición y puede dar lugar a irritabilidad una presencia excesiva del mismo.
  • El naranja simboliza entusiasmo y acción. Por otra parte, se relaciona con ciertas religiones orientales y algunos de sus significados tienen que ver tanto con lo terrenal (entre otras cosas la lujuria y la sensualidad) como con lo divino, pues representa también la exaltación.
  • El rojo es el color más vigoroso; demuestra alegría y fiesta. Es impulsivo y simboliza la sangre, el fuego, la pasión, la fuerza y la revolución. También se le relaciona con la destrucción, la crueldad y la violencia. Ya hemos visto también que en muchos códigos adquiere el significado de peligro. Junto con los anteriores, como cálidos que son, dan la impresión de acercamiento y expansión.
  • El azul es el color del espacio, de la lejanía y del infinito. En publicidad se le relaciona con la limpieza y la frescura. Es un color, como todos los fríos, que parece alejarse y simboliza ideas de tranquilidad, afecto, frío e inteligencia.
  • El verde es el color de la naturaleza y de la humanidad. Representa esperanza y el equilibrio emocional pero, por otra parte, tiene significados negativos como el veneno, lo demoníaco y su relación con los reptiles. También es el color de los celos.
  • El violeta se identifica con la pasión y tiene que ver con ideas acerca del sufrimiento y la muerte. También con la tristeza y la penitencia. En su variante púrpura se le relaciona con la realeza y la dignidad, así como con la melancolía y la delicadeza.
  • El marrón es un color masculino, severo, confortable. Es evocador del ambiente otoñal y da la impresión de gravedad y equilibrio. Es el color realista, tal vez porque es el color de la tierra que pisamos.
  • El blanco generalmente tiene lecturas positivas como la pureza, la limpieza, la paz y la virtud.
  • El negro, lo contrario: tinieblas, ceguera, muerte y luto, aunque también simboliza la elegancia.
  • Por último, los grises son colores pasivos, carentes de energía, neutrales y significativos de resignación.

En Don Pawanco, agencia de publicidad Valencia, tenemos muy presente todos estos aspectos y mimamos todos nuestros diseños hasta el más mínimo detalle para poder darle al cliente un trabajo elegante, funcional y efectivo.

DON PAWANCO | AGENCIA DE PUBLICIDAD VALENCIA

Fuente: eartvic.net

 

 

 

Comentarios(0)

Dejar un comentario